Investigación de la UC Temuco potencia valor nutricional del lupino amargo

29 marzo, 2019 -

Con la presencia de autoridades nacionales, regionales, ancestrales y académicas se llevó a cabo el seminario “Lupino Amargo, una alternativa agroalimentaria para la región de La Araucanía”, iniciativa organizada por la CoopCon la presencia de autoridades nacionales, regionales, ancestrales y académicas se llevó a cabo el seminario “Lupino Amargo, una alternativa agroalimentaria para la región de La Araucanía”, iniciativa organizada por la Cooperativa Agrícola Boroa y apoyada por la Universidad Católica de Temuco a través del Departamento de Procesos industriales de la Facultad de Ingeniería.

Ver Galería de imágenes

 

Ceremonia de Inauguración de la Planta Piloto de lupino. Cooperativa Campesina Boroa.

 

Desde el año 2017, la UC Temuco a través del Departamento de Procesos Industriales, se unió a la Cooperativa Agrícola Boroa para establecer una plataforma colaborativa de investigación e innovación que permita la caracterización de propiedades funcionales y el desarrollo de nuevos productos que impulsen la agregación de valor al lupino, favoreciendo así la competitividad de la agricultura de la región de La Araucanía.

Desde el año 2017, la UC Temuco a través del Departamento de Procesos Industriales, se unió a la Cooperativa Agrícola Boroa para establecer una plataforma colaborativa de investigación e innovación que permita la caracterización de propiedades funcionales y el desarrollo de nuevos productos que impulsen la agregación de valor al lupino, favoreciendo así la competitividad de la agricultura de la región de La Araucanía.

El trabajo realizado estos años, fue posible gracias al financiamiento, en una primera instancia por CONICYT con el proyecto “Desarrollo de una plataforma de trabajo conjunto entre UC Temuco y Cooperativa Agrícola Boroa ltda. Para la agregación de valor al lupino” y actualmente, en una segunda etapa, que es financiada por la Fundación para la Innovación Agraria (FIA) con el proyecto “Agregación de valor al lupino a través del desarrollo de un hidrolizado proteico para la industria de alimentos saludables”.

En sus palabras, el Subdirector Nacional de FIA, Rodolfo Campos sostuvo que como institución, “actualmente estamos trabajando en este proyecto para obtener un hidrolizado proteico de lupino amargo, para la industria alimentaria, de la mano de la cooperativa Boroa y la UC Temuco; y se ha transformado en una excelente iniciativa, cuya propuesta de valor se sustenta en la asociatividad, al trabajar la academia en línea con lo que el sector productivo requiere, para impactar finalmente en la calidad de vida de los productores, a través de la innovación”, destacó la autoridad nacional.

Asimismo, el Vicerrector de Investigación y Posgrado de la UC Temuco, Dr. Carlos Lüders, señaló que “esto testimonia el sello de la Universidad, pues lo que nosotros buscamos es poner todas nuestras capacidades científicas al servicio de la región, por eso, también la investigación que se desarrolla tiene mucho que ver con resolver problemas o demandas que tiene la sociedad. Por lo tanto, para nosotros esto es muy importante porque nos permite aportar al proceso productivo, al encadenamiento, a darle valor a los productos que normalmente se producen en la región y con eso permitir que las comunidades tengan mejor calidad de vida”, enfatizó Lüders.

La idea es que de estos proyectos y en consideración a que la mayor parte de los cultivos de lupino de la Cooperativa Agrícola Boroa Ltda., se exportan a granel, se obtenga un hidrolizado proteico con cualidades funcionales de interés para la industria de alimentos.

El desarrollo del proyecto contribuirá favorablemente a la generación de valor para la agricultura familiar campesina, permitiendo la industrialización del cultivo primario, generando una externalidad positiva por cuanto romperá con la estacionalidad salarial que actualmente está presente en la agricultura de este tipo de materia prima.

Planta de agroelaborados de Lupino

Por otra parte, y en base a las investigaciones de las entidades comprometidas en el proyecto, se construyó una planta de agroelaborados en la comuna de Teodoro Schmidt, que fue cofinanciada por INDAP y complementada por SERCOTEC gracias al programa “Juntos, fondo para negocios asociativos”, equipando la planta con maquinarias, investigación, desarrollo de la marca y haciendo alianzas con futuros compradores del producto final que se espera de estas investigaciones.

Finalizado el seminario que contó con las exposiciones de la Dra. Ximena Petit-Breuilh, directora de la investigación; Lorenzo Escobar, gerente de abastecimiento de Carozzi, y René Araneda, Secretaria Regional Ministerial de Agricultura, las autoridades se desplazaron hacia la planta para realizar el tradicional corte de cinta y posteriormente recibir los reconocimientos por parte de los socios de la Cooperativa, quienes además estaban muy emocionados por estar de aniversario ese día.

Al respecto el Seremi de Agricultura de La Araucanía, René Araneda, manifestó su satisfacción por el trabajo de la cooperativa en unión con otras instituciones. “podemos ver los frutos del trabajo que representa a los productores que pensaron en hacer algo más con su lupino, sacarle más provecho a este recurso natural. Además lograron el compromiso de la Universidad Católica de Temuco, el compromiso financiero de FIA, el apoyo de otras instituciones como el de SERCOTEC e INDAP, de eso se trata la asociatividad, que por cierto es uno de los frutos fundamentales del plan Impulso y eso nos tiene muy motivados a todos”, recalcó el Seremi.

Por su parte el Director regional de Sercotec, René Fernández indicó que “como servicio pudimos contribuir para que la planta cumpliera con todos los requisitos y pudiera ser instalada en el campo, gracias al esfuerzo de esta gente fue posible. Esto es parte del desarrollo de la región, de lo que pretende el gobierno con el Plan Impulso Araucanía”.

Finalmente, el Presidente de la Cooperativa Agrícola Boroa, Osvaldo Burgos reflexionó acerca de la sabiduría de la naturaleza señalando que “tenemos que saber cuidar nuestro medio ambiente para que nos recompense. yo creo que este producto es una recompensa de lo que estamos haciendo y creo que va hacer un tremendo impacto tanto para la cooperativa como para su entorno. Realmente esperamos que se valorice el alimento que es tan saludable y prácticamente casi orgánico . Dentro de los trabajos que logramos y que gracias a la vinculación con la universidad Católica de Temuco pudimos conocer más sobre el desarrollo del lupino, llegar a un hidrolizado de proteína del lupino, esto nos incentiva y nos da más ganas de seguir soñando. Pienso que aparte de ser un polo de desarrollo regional vamos a causar un impacto en Chile y muy posiblemente en el mundo”.


Dirección de Comunicación y Marketing
Vicerrectoría de Extensión y Relaciones Internacionales


Copyrights © 2018 & Universidad Católica de Temuco.